Home » Esoterismo » ¿Hay fantasmas en mi casa? 15 señales y síntomas para salir de dudas
Fantasmas en mi casa

¿Hay fantasmas en mi casa? 15 señales y síntomas para salir de dudas

Aunque no he hablado por aquí mucho de temas paranormales, la realidad es que es otra de las cosas que me fascinan y con las que suelo toparme con cierta frecuencia. De hecho últimamente he tenido varios casos de gente con experiencias paranormales en sus hogares, casos de presencia fantasmal. Casi siempre llegan a mi habiendo vivido alguna situación extraña, para la que no encuentran explicación y que les deja asustados y con miedo a que se repita. Y entonces me preguntan ¿Hay fantasmas en mi casa? Hoy voy a tratar de ayudaros a determinar esto por vosotros mismos, dándoos las claves y señales típicas de presencia fantasmal en el hogar.

Claves para determinar si hay fantasmas en mi casa

Para responder a la pregunta de si tienes fantasmas en tu casa te recomiendo que leas las siguientes lineas, se que es un poco largo el artículo de hoy pero merece la pena. Creo que es una guía para descubrir fantasmas y casas encantadas bastante efectiva. De todas formas comentar que no siempre ocurren todas las cosas que os contaré a continuación, a veces solo se experimentan unos pocos de esos fenómenos pero es suficiente para dar un diagnóstico. La realidad es que en muchas ocasiones las experiencias son tan reveladoras y hasta traumáticas que se sabe con certeza y rápidamente si tienes fantasmas.

1. Sombras extrañas.

Es uno de los síntomas de presencia fantasmal más típicos y frecuentes. Puede ocurrir en cualquier momento del día y con cualquier tipo de iluminación y consiste en percibir una sombra donde claramente no debería haber nada. En ocasiones las vemos directamente y de manera perfecta al mirar en una dirección pero otras simplemente las percibimos con el rabillo del ojo, con nuestra visión periférica. Pueden tener una forma definida (apariencia humanoide) o ser algo más difuso pero siempre nos dejan una sensación extraña en el cuerpo y mucho desasosiego, especialmente si vivimos la experiencia estando a solas en la casa. Por lo general son sombras que se mueven, las podemos ver al otro lado del pasillo, entrando en una habitación o cruzando una estancia pero también puede estar simplemente ahí, inmóvil, como si tuviera inteligencia y nos estuviera observando. Lo más habitual es que sea una experiencia fugaz y que dura un breve instante pero que deja muy mal cuerpo.

2. Orbes o esferas de luz en fotografías.

¿Alguna vez has tomado fotos en tu casa y al revisarlas has visto pequeños puntos de luz, como esferas luminosas? Es un fenómeno fantasmal muy corriente, pero ojo porque a veces éste fenómeno se debe a la manera en que incide la luz sobre partículas de polvo e insectos que pasan delante de la cámara y que el ojo no ve, pero la cámara que es mucho más sensible si capta. Sin embargo si ésto ocurre con demasiada frecuencia, solo en determinadas estancias de la casa y se puede descartar los motivos anteriores podríamos estar ante un caso real de orbes fantasmales.

3. Susurros.

Otro síntoma muy típico de presencia de fantasmas en una casa son los susurros. Puedes estar a solas y de repente escuchar como que alguien dice algo en voz bajita cerca de ti, a veces algo que se entiende claramente y otras solo es un susurro pero no entendemos que dice. Una situación muy típica en que ocurre esto es por las noches cuando estamos acostados, aun despiertos y a oscuras sentimos que alguien muy cerca nuestro susurra nuestro nombre. Generalmente nos da un vuelco el corazón y nos quedamos inmóviles pensando si de verdad hemos escuchado algo o ha sido fruto de nuestra imaginación. Cuando el fenómeno ocurre con frecuencia.. está claro que algo pasa.

4. Sensación de ser observados.

También muy habitual en casas con fantasmas es tener la sensación de que algo nos observa incluso aunque no podamos ver nada, ni escuchar nada extraño. De repente un sexto sentido nos alerta que algo o alguien tiene su atención puesta en nosotros y la sensación puede ser aterradora, hacernos estremecer y ponernos la piel de gallina.

5. Aparatos electrónicos que se apagan y baterías que se agotan.

Si en tu casa de vez en cuando se apaga la televisión, la radio, una lavadora.. o incluso se encienden solos, a veces puede tener una explicación natural y lógica como problemas en ese aparato o en la instalación eléctrica. Pero cuando eso se repite con mucha frecuencia, en distintos aparatos y además parece haber una “voluntariedad”, como una inteligencia detrás que lo hiciera para molestar o hacerse notar, entonces es muy posible que tengas fantasmas. También puedes notar que en un determinado lugar de la casa las pilas de los aparatos se acaban antes o que tu teléfono, tablet, etc se queda sin batería rápidamente, incluso estando recién cargados.

6. Sentirse incómodo sin explicación.

Otro de los habituales, consiste en sentirse de repente incómodo al entrar en un cuarto, podemos sentir incluso nerviosismo o ansiedad sin venir a cuento. De repente nos sentimos a disgusto, con ganas de abandonar el lugar y hasta malestar físico.

7. Debilidad y cansancio inexplicables.

¿Te sentías bien y con energías y de repente al entrar en un lugar de la casa te fallan las fuerzas? ¿Sientes nauseas, mareo, como si te hubieran drenado la energía repentinamente, estuvieras muy cansada y solo te apeteciese sentarte? Más de lo mismo, evidentemente no es algo normal y tu misma te das cuenta al comprobar que basta abandonar ese cuarto para comenzar a sentirte bien.. había un fantasma contigo.

8. Pasos.

Esta la he vivido yo y mucha gente que ha tenido experiencias con fantasmas, estar sola y sentir pasos en el pasillo, o acostada en la cama y escuchar pasos al otro lado de la puerta de la habitación, llegar y detenerse al otro lado de la puerta para luego reanudar su caminar. Es desconcertante y da mucho miedo si estás a solas, pero es una señal inequívoca de que hay “alguien” ahí, porque es un sonido inconfundible.

9. Puertas que se abren y se cierran.

A veces los fantasmas quieren que sepas que están ahí, dejarse notar, se mueven por tu casa y al hacerlo abren y cierran las puertas, a veces dando portazos que nos sobresaltan y a cualquier hora del día y de la noche.

10. Descenso repentino de la temperatura.

Cuando se va a producir un fenómeno fantasmal siempre suele ir acompañado de una sensación de descenso repentino de temperatura. Es algo brusco y que definitivamente se puede sentir, notarás como si de repente alguien se hubiera dejado todas las ventanas abiertas, tu piel de gallina y con escalofríos. Si tuvieras un termómetro a mano verías que no es sugestión si no algo real y que se puede medir.

11. Tus mascotas se comportan de una manera extraña.

Los animales tienen una sensibilidad muy diferente a la nuestra y sus sentidos están mucho mas desarrollados. Si tienes un perro o un gato que repentinamente comienza a hacer cosas extrañas. Gimotea y se esconde entre tus piernas, mira fijamente a un determinado punto de la estancia que aparentemente está vacío, ladra o bufa sin razón aparente, etc.. Puedes estar recibiendo la visita de un fantasma.

12. Objetos que se mueven.

Esto es algo que puedes presenciar o no. Puede ser que delante de tus narices veas objetos moverse o caerse de donde están, o simplemente te encuentres el desastre al entrar en una habitación. Colocar algo en un lugar y encontrártelo más tarde caído o en otro sitio del cuarto.

13. Olores intensos y “extraños”.

Extraños porque llegan de repente y no debería oler así, no hay ningún motivo aparente para percibir ese olor. Suelen ser muy intensos y no te dejan indiferente, realmente te hacen preguntarte de donde viene. En ocasiones son olores fuertes y muy desagradables, pero otras puede ser un olor como de perfume o de flores.

14. Sientes que algo o alguien te toca.

Estás a solas y de repente sientes claramente el roce de unos dedos en tu brazo, en el cuello, o en cualquier otra parte de tu cuerpo. Te aseguro que no te dejará indiferente, enseguida te das cuenta que no es algo natural, no solo porque no hay nadie ahí aparentemente, si no por la sensación que deja en tu piel. A veces puede incluso que no sea un simple roce y la cosa sea peor y más aterradora, como que nos den un empujón o nos tiren de los pelos.

15. Apariciones.

Con mucho ésta es la señal más clara de presencia fantasmal y la que más miedo da. Consiste en ver a alguien en tu casa, pero en este caso no se trata de ninguna sombra mas o menos definida, si no de una persona con apariencia tangible, muy real, con sus ropas y todo, alguien que no debería estar ahí. En lo personal he tenido experiencias así y he conocido personalmente personas que las han tenido.

Da mucho miedo porque evidentemente sabes que lo que estás viendo no puede ser una persona y no tendría que estar ahí. Generalmente hay algo raro en las apariciones, no suelen comunicarse contigo, simplemente están ahí mirándote fijamente, a veces hay algo extraño en su ropa, algo que está fuera de lugar o que no está a la moda. En algunos casos la gente después de pasar la experiencia se da cuenta que puede recordar con sumo detalle todo excepto las facciones de esa persona. Por lo general nos asustamos tanto que damos un grito, cerramos los ojos, volvemos la cara hacia otro lado o directamente salimos de la habitación. Y luego al abrir los ojos ya no está ahí.

Esta semana una amiga me contaba que estaba en la cocina de su casa cocinando y sus tres hijos pequeños en la sala jugando, cuando fue a ver que hacían había una chica joven sentada en el sofá mirando a sus hijos. Ella le gritó y le dijo que se fuera, volvió la cara para otro lado y al volver a mirar ya no estaba. Sus hijos se asustaron mucho. Casos así conozco a montones. Otra amiga se encontró con una anciana en el pasillo de su casa cuando se iba a acostar y acabó yendo a dormir en casa de unos vecinos. Un señor vio una niña vestida con un traje muy viejo y como apolillado sentada en su sofá favorito, mirando la televisión que estaba apagada. El pobre hombre acabó mudándose. Todos ellos gente muy cuerda que jamás había vivido algo así. En fin, podría estar todo el día contándoos cosas y no acabar nunca.

¿Y tu? ¿Crees que hay fantasmas en tu casa? ¿Has vivido alguna experiencia similar a las que te cuento aquí? Si tienes alguna historia que te gustaría contarme o que te ayude en tu caso me encantará conocerla, puedes utilizar mi formulario de contacto para hacerlo.

Sobre Isabel Raynaud

Hola, mi nombre es Isabel Raynaud. Por mis venas corre sangre española y francesa a partes iguales, soy psicóloga de profesión y experta en temas esotéricos por afición. Llevo muchos años estudiando y aprendiendo cosas de este mundillo y espero poder compartirlas con todos vosotros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable de los datos: Administrador del sitio.
  • Fin del tratamiento: Control del spam y gestión de los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Puedes utilizar el siguiente formulario de contacto para ponerte en contacto con el responsable de los datos.