Home » Hechizos » ¿Qué es la magia negra y por qué NUNCA deberías usarla?
Magia negra

¿Qué es la magia negra y por qué NUNCA deberías usarla?

El presente artículo como el anterior está inspirado en las misivas que recibo a diario y una peligrosa tendencia que estoy observando. De un tiempo a esta parte he notado un considerable incremento del número de emails de gente que pregunta por hechizos y conjuros de magia negra para el amor. Los relacionados con el amor sobre todo, pero también de gente preocupada por posibles influencias de magia negra en sus vidas y maneras de protegerse de dicha magia negra o bien quitar la magia negra. En definitiva, una mayor curiosidad por todo lo que tiene que ver con la magia negra.

Yo pienso que ese incremento de interés por la magia negra tiene que ver quizás un poco con la percepción equivocada que se tiene de que la magia negra es más poderosa que la blanca, lo cual no es cierto en absoluto. Pero sobre todo el desconocimiento por parte del que pregunta de las implicaciones, riesgos y problemas que puede causarse a si mismo y a la persona o personas sobre las que va dirigida ese tipo de magia.

Por eso voy a tratar de aportar un poco de luz al tema y sobre todo aclarar dos puntos muy importantes. Lo primero, dejar claro qué es la magia negra y lo que se persigue con ella. Y segundo, explicar el por qué jamás de los jamases debieras plantearte siquiera utilizarla, sus peligros, riesgos y consecuencias.

¿Qué es la magia negra?

Gracias a la literatura y el cine casi todo el mundo tiene una idea preconcebida de lo que es la magia negra bastante fantasiosa. Gente con túnicas negras realizando sacrificios ante un altar en medio de un claro, ladrones de tumbas profanando tumbas a medianoche y jugando con cráneos, adoradores del diablo inmersos en orgías de sexo y sangre, en fin.. Si echáis un vistazo a la definición que da la Wikipedia veréis que también ofrece una realidad deformada y poco realista. En la vida real la magia negra es mucho más sencilla que todo eso y no tiene por que ir rodeada de tanta parafernalia ni imaginería fantástica.

En muy breves palabras y de manera sencilla podríamos definir la magia negra como la rama de la magia que se nutre de energías negativas, fuerzas oscuras y la propia malicia de la persona. Se llega a ella por celos, rencor, envidias y se utiliza para causar daños al prójimo o a sus seres queridos y pertenencias, se busca perjudicar, causar dolor y sufrimiento o imponer nuestra voluntad o amor.

Lo que para mi es importante dejar claro y quiero que entendáis es que la intención de la persona que realiza el hechizo es lo que determina si se trata de magia blanca o magia negra, no tanto el resto de factores que mencioné antes.

La magia blanca consiste en dar un empujón para que se manifieste algo que ya está ahí latente, por ejemplo conseguir que una persona enamorada pero indecisa de el paso de reconocer su amor y comprometerse. La magia blanca jamás va en contra de nadie, no causa daños, no obliga ni sirve para imponer nuestra voluntad a la de otra persona. La magia negra sin embargo se realiza con la clara intención de causar daño y sufrimiento, obtener ganancia a costa de los demás sin importar las consecuencias para ellos, imponer nuestra voluntad, etc.

¿Por qué nunca debes usar magia negra para conseguir algo?

Existen básicamente dos razones, la primera de ellas es una razón puramente ética y la segunda es una cuestión de riesgos, peligros y consecuencias para el que la ejerce o solicita que la ejerzan.

Analicemos primero la parte ética. Como dije antes creo que es muy fácil de entender que lo que alguien busca cuando recurre a la magia negra es algo que no está bien desde un punto de vista ético. Si somos capaces de distinguir entre el bien y el mal, la magia negra cae claramente en el segundo apartado. Simplemente no está bien hacerla y si no eres capaz de verlo ponte en el lugar de la “victima” y párate a pensar si te gustaría que alguien te obligase a hacer algo contra tu voluntad, por ejemplo amar a una persona que no quieres. O que alguien haga que empiecen a sucederte cosas malas, tu negocio se vaya a pique, algún familiar se enferme o tu actual pareja decida romper contigo.. Son solo unos ejemplos, pero creo que se ve. Lo que no te gustaría que te hicieran no se lo hagas a nadie.

Pero es que ademas luego viene la otra parte, la parte peligrosa. Jugar con magia negra puede traer mucha infelicidad y malas consecuencias tanto para el que la practica como para la victima. El que realiza un conjuro de magia negra se expone a que se vuelva en su contra y consiga justo lo contrario de lo que persigue o incluso que los efectos del hechizo recaigan sobre el. Por si esto fuera poco, al nacer de sentimientos de ira, rencor, envidias, celos y similares, aunque llegara a funcionar el hechizo esos sentimientos se enquistan en la persona, le hacen infeliz, vive amargado y puede traer consecuencias a nivel físico y psicológico importantes. La magia negra abre heridas muy difíciles de curar. Para la victima las consecuencias son negativas, le reportan infelicidad, dolor y sufrimiento. ¿De que sirve tener una pareja que con la boca te dice que te ama pero su corazón vive un conflicto y batalla permanentes? Créeme esa persona siempre será infeliz a tu lado y vivirás una mentira de graves consecuencias para ambos.

Conclusión:
NUNCA uses magia negra para nada.

Bueno, pues eso es todo básicamente. La verdad es que el tema da para hablar mucho, si tenéis dudas sobre este o cualquier otro asunto no dudéis en escribirme. Ah, y ya que estamos, la pregunta del millón.. ¿Alguna vez te has planteado recurrir a la magia negra?

Sobre Isabel Raynaud

Hola, mi nombre es Isabel Raynaud. Por mis venas corre sangre española y francesa a partes iguales, soy psicóloga de profesión y experta en temas esotéricos por afición. Llevo muchos años estudiando y aprendiendo cosas de este mundillo y espero poder compartirlas con todos vosotros.

2 comentarios

  1. De acuerdo al articulo si la magia negra es mala de acuerdo a las acciones o el fin, entonces los hechizos para recuperar pareja o que regrese una persona, es magia negra, por que estaríamos obligando a la persona a algo que quizá ya no quiere?
    Ojala pudiera responder, gracias.

    • Si la “victima” del hechizo (por llamarla de alguna manera que nos entendamos) claramente no quiere saber nada de nosotros, obligarla a retornar claro que sería magia negra. Yo por ejemplo antes de realizar un amarre, un desespero o cualquier trabajo de retorno tengo que conocer al detalle la historia de esa pareja, las circunstancias de esa ruptura y averiguar si en el o ella queda amor y voluntad de regresar. Ten en cuenta que a veces las parejas rompen por tonterías, un malentendido, a veces una pequeña discusión se hace grande, hay miles de ejemplos donde entra en juego el orgullo de las personas y acabamos separados sin querer, cuando en realidad nuestros corazones dicen lo contrario. En esos casos si es licito realizar trabajos de amor y sería magia blanca, porque estamos favoreciendo un retorno natural, el que las cosas sean como debieran ser. Yo para averiguar eso intento averiguar como sucedió todo, pero también realizo alguna lectura de cartas y utilizo mi percepción, intuición y dotes clarividentes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable de los datos: Administrador del sitio.
  • Fin del tratamiento: Control del spam y gestión de los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Puedes utilizar el siguiente formulario de contacto para ponerte en contacto con el responsable de los datos.